Respirar es Vivir: Una historia de Motivación

Nadie nos enseña a respirar, al menos no cuando nacemos, nuestro propio cuerpo lo hace por sí mismo, podríamos decir que es un reflejo automático, algo tan natural, que para muchos de nosotros no es algo que nos haga detenernos a preguntar ¿Estoy respirando bien?  Sólo cuando pescamos un resfriado o estamos en una situación que nos impide hacerlo es cuando tomamos consciencia de su importancia, tal es el caso de los trastornos de ansiedad generalizada que en algunos de sus síntomas se presenta la percepción de la falta de aire, algo que se vuelve sumamente desgastante para aquellos que han desarrollado este trastorno.

Nuestro cuerpo es tan sabio que reconoce que no podemos estar modulando nuestra respiración a cada momento ¿Te imaginas que tu respiración no fuera automática? Muchos seguramente ya habríamos tenido problemas por ello, pero por otra parte ser consciente de nuestra respiración nos posibilita tener una mirada de nosotros mismos en relación con nuestro cuerpo, emociones, y pensamientos.  Cada instante de nuestra vida se acompaña con la respiración, se podría decir que respirar es sinónimo de estar vivo, es una acción que nos conecta a todos los seres vivos, y en el caso de los seres humanos cada situación dependiendo su particularidad conlleva un tipo de respiración, cuando estamos en peligro o en situaciones de alto estrés nuestra respiración se agita, cuando estamos con un ser amado en un ambiente relajado nuestra respiración es profunda y suave. La manera en que respiramos en cada situación de nuestras vidas habla de la persona que somos, delata aquello que sentimos en ese momento, de aquí la importancia que tiene ser conscientes de ella, si controlas tú respiración, controlas tu cuerpo, si controlas tu cuerpo también tu mente y si controlas esta última también controlas tus acciones en la vida.

Un ejemplo de ello es el uso de la respiración diafragmática, también llamada respiración completa (Bourland, 1998), respiración abdominal (Conde Pastor y Menéndez, 2000) respiración profunda (Richter, Enderlein, Enderley, Knust, Schmidt y Wiedemann, 1989), respiración lenta (Sakya, 2000) o abdominal (Vidal, 1978), dónde intervienen los músculos abdominales, ya que se respira con los lóbulos inferiores del pulmón, incrementando la cantidad de aire que llega al cuerpo (Collen, 1990).

A la respiración diafragmática se le atribuye una gran variedad de beneficios tales como: incremento de la concentración (Bourland,1998), aumento en la cantidad de oxígeno que llega a los pulmones, reducción de la velocidad del ritmo cardiaco y estimulación del sistema nervioso parasimpático responsable de la relajación (Lapaiz, 1998).

Quizá esto ya lo sabias, pero hoy te voy a contar el caso de Wim Hof, un hombre que utiliza   ha entrenado su cuerpo y mente con ayuda de la respiración y se ha puesto aprueba en las condiciones más extremas que puedes imaginar. Es más conocido por su apodo The iceman, pues ha logrado hazañas que le han valido figuran más de veinte veces en el Libro Guinness de los Récords Mundiales, incluido uno para tomar el baño de hielo más largo, otro para escalar el Kilimanjaro en nada más que un par de pantalones cortos, y aún otro para correr maratones en la región del Ártico.

En estas condiciones, él ha aprendido a equilibrar de manera armónica su respiración, su mentalidad y cuerpo en general, lo que le ha resultado un grado de resistencia a condiciones de extremo frio. En 2007, las hazañas de Wim Hof ​​fueron examinadas en el Instituto Feinstein. Los resultados mostraron que Wim desarrollo la capacidad para influir en su sistema nervioso autónomo. Por lo tanto, él es capaz de reducir la inflamación en su sangre. Desde que se dio cuenta plenamente de esto, se propuso compartir su técnica con el mundo.

No obstante estarás pensando que es un caso excepcional y que si en este momento tu ó yo nos hundiéramos en una tina con agua helada, no resistiríamos ni cinco minutos y no se hable de subir el Everest en shorts contrariamos una hipotermia fatal,  Wim Hof también lo pensó, la salud es un asunto serio y por ello colaboro con la Universidad Radboud en 2013, en la cual en coperación con un equipo de investigación compuesto por M.Kox y P.Pickkers  examinó si otros también eran capaces de influir en su sistema inmunológico y sistema nervioso autónomo practicando su propio método de respiración Wim Hof.  Los resultados de sangre del grupo entrenado por Wim Hof demostraron inequívocamente que el sistema nervioso autónomo y el sistema inmune pueden verse influenciados, actualmente Wim Hof tiene cursos y documentales en donde puedes hondar más en este tema.

Más allá de las hazañas y la implementación de su método que cabe decir es basado en técnicas de respiración muy antiguas de la india, específicamente de las practicas del Yoga llamadas Pranayamas, el caso de Wim Hof es un excelente ejemplo de hasta dónde nos puede llevar nuestra respiración, detrás del Ice Man también hubo un hombre que perdió a su esposa a causa de la esquizofrenia, y entre la respiración y el frio encontró la manera de llevar un proceso de duelo y a partir de ello creo algo que le pudiese ayudar a las demás personas que estuviesen en una situación similar.  Este articulo busca hacerte reflexionar acerca de la importancia de la respiración en nuestra vida, la psicología también ha utilizado la respiración cómo una herramienta de ayuda para los pacientes, no necesitamos hacer todas las hazañas de Wim Hof para lograr una óptima Salud Física y Mental,  más bien basta con reconocer la importancia de nuestra Salud en general y tomar cartas en el asunto, iniciando con una actividad física, con un proceso psicoterapéutico, o simplemente con cinco minutos de observar nuestra respiración.

Referencias

lOttoMuzikabKaice T.ReillycVaibhav A.Diwadkard “Brain over body”–A study on the willful regulation of autonomic function during cold exposure. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1053811918300673?via%3Dihub

Alpher, V.S., Nelson, R.B. & Blanton, R.L. (1977). Performance and learning during voluntary control of breath patterns. Journal Applicated Physiology. 42, 717-721.

 Amador, M.J. & Tobin, M.J. (1991). Effect of alterations in mental activity on the breathing pattern in healthy subjects. American review respiratory disease. 3, 481-487. Blanc-Gras, N., Esteve, F., Benchetrit, G & Gallego, J. (1994). Performance and learning during voluntary control of breath patterns, Biological-Psychology. 2, 147-159.

 Bourland, J. (1998). Breathing lessons, Breathing techniques to reduce stress and depression and increase endurance. 1, 183-193.

Conde Pastor, M. & Menéndez, F.J. (2000). Mejoras en el aprendizaje con biofeedback mediante la respiración. Madrid. En prensa.

Jefferies, A & Turley, A. (2000). Aparato respiratorio. Madrid: Harcourt. Lafayette Instrument. (1999). Test administrator’s manual, Quick referent guide for the purdue pegboad # 32020. Francia.

Lapaiz, J.A. (1998). Breathe correctly, Medical of family. 35,26-28. Meyer, P. (1985). Fisiología Humana. Barcelona: Sal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: